Fernando Pessa visto pelo jornal "El Mundo"

Separadores primários


Fernando Pessa : El reportero en activo más viejo del mundo



EDUARDO SUAREZ ("El Mundo")

a suya fue sin duda una vocación tardía. Con 32 años se presentó en la radio sin saber lo que era un micrófono y hasta la provecta edad de 75 no logró entrar en la plantilla de la Radio Televisión Portuguesa. Llevaba décadas colaborando, pero Oliveira Salazar lo vetó por antifascista. Su voz no dejó de escucharse regularmente en la RTP hasta que cumplió los 93 años, hecho por el cual recibió en 1991 un homenaje como el periodista en activo más anciano del mundo.

Pero la de Fernando Pessa fue también una vocación frustrada: la oficial de caballería. Nunca soñó de niño con narrar batallas, sino con dirimirlas. Talvez por eso diseccionó como nadie lo que ocurría en los frentes de la II Guerra Mundial através de los micrófonos del servicio en portugués de la BBC.

Pero Fernando Pessa fue ante todo un pionero de la radio portuguesa en los años 30 y el primer rostro que apareció en las televisiones lusas.

Destilaba ironía y curiosidad intelectual. Hasta hace apenas unos años, daba largos paseos en bici por el barrio lisboeta donde vivía, práctica que, unida a su predilección por el agua con gas y la limonada, consideraba el saludable secreto de su longevidad. Hijo de un militar de carrera y una ama de casa, Fernando Luis de Oliveira Pessa nació en 1902 en la ciudad de Aveiro. Trabajó como empleado de banca y vendedor de seguros en Portugal y en Río de Janeiro hasta que descubrió la radio escuchando en la BBC un fox trot que le hizo llorar. Tras una breve estancia en la Emisora Nacional portuguesa, fue requerido precisamente por la radio pública inglesa, que quería contrarrestar la propaganda filonazi de Salazar con noticias en lengua lusa. Pessa forjará su prestigio como corresponsal de guerra contando para los portugueses los bombardeos de Londres y llegando a cantar fados en antena contra Hitler. Sus convicciones le iban a acarrear la condición de maldito en su patria, pero le harían acreedor de reconocimientos internacionales como la Orden del Imperio Británico, que recibió en 1959.

Tras la guerra, simultaneó trabajos para la radio y la televisión portuguesa con un empleo en el Plan Marshall y el doblaje de documentales. Siempre en segundo plano. Y siempre sibilinamente silenciado por el dictador.

No hace ni dos semanas que cumplió 100 años y los periódicos se llenaron de entrevistas. Arrugado por la edad, Fernando Pessa, alto, flaco e impoluto, departía sobre el 11 de Septiembre, los desafíos de los reporteros o las posibilidades que ofrecía Internet como si aún acabara de salir de la facultad de Periodismo que jamás pisó.

Fernando Pessa, decano de los periodistas portugueses, nació en Aveiro el 15 de abril de 1902 y falleció en Lisboa el 29 de abril de 2002.



Faça um donativo!

Faça um donativo!

Agora é mais fácil com Paypal!

Com o paypal.me pode contribuir para o site em qualquer moeda e em qualquer valor com a segurança desta plataforma.

Clique aqui para ajudar com o que quiser, com o que poder.